Un gesto sutil

Me encantó “Trazo de tiza” de Miguelanxo Prado.

Es una historia en apariencia sencilla, pero que tiene un trabajo de personajes exquisito. Y además tiene uno de esos giros narrativos que tanto me gustan.

Me la recomendó Gonzalo Martínez después de comentarle varias ideas de historias que tengo en la cabeza.

Este libro trata algunos de los temas que me tienen interesado, aunque, para mi gusto de escritura, de forma muy contenida.

Yo soy amante del melodrama y después de leer este libro quedé con muchas ganas de escribir alguna de las historias que le comenté a Gonzalo, con todo ese dramatismo que tanto me gusta.

Fue una lectura tremendamente inspiradora. Se lo recomiendo por si lo pilla por ahí.

¿Por qué escribo?

Ayer @donclamo me preguntó por qué escribía y me obligó a pensar. Después de darle muchas vueltas le respondí:

“Depende mucho del proyecto.

A veces por soñar con ver en mis manos un libro que imaginé.

Otras para descubrir qué forma toma una idea que tengo en la cabeza a la hora de escribirla, o de que el dibujante la dibuje.

O porque quiero que exista una historia que amaría leer.

A veces por el placer de imaginar lo que la historia va a provocar en el lector.

Y otras, como en mis cuentos cortos, solo para sacarme algo de la cabeza o del corazón.

Muchas veces es una mezcla de varias de las anteriores”.

No querer agradar

Mis cuentos más recientes han resultado mucho menos luminosos y optimistas de los que quisiera. Ha sido un esfuerzo el aceptarlos así, como son. Oscuros, truculentos y a veces violentos.

Soy alguien que suele terminar atrapado en el “querer agradar” y no quiero atrapar mis cuentos en eso. Quiero que sean tan libres y honestos como yo pueda hacerlos. Y que sean los lectores quienes decidan si les gustan así.

Puedes leer estas historias en www.cuentocorto.net

De crecimiento lento

El ficus que me acompaña en mi escritorio.

Me encanta cuidar plantas, porque me obligan a ir a su ritmo, calmo y de pocas necesidades. El exceso las resiente, pero la medida justa les permite crecer. Lentamente y en paz.

Del carácter y la neurosis

“Carácter y neurosis” de Claudio Naranjo.

Uno de mis libros favoritos, vuelvo a él constantemente. Es mi recomendado si quieres aprender Eneagrama de forma seria, más allá de la anécdota para reírte con tus amigos. Este libro me enseñó que el Eneagrama no solo era una herramienta útil para crear personajes, sino que una herramienta poderosa de crecimiento personal.

Un nuevo taller de escritura que termina

Anoche terminó una nueva versión del Taller Quiero Escribir, donde el aprendizaje de la estructura de guión es acompañado por un proceso de descubrimiento del escritor que llevamos dentro.

Le agradezco mucho a este grupo por su compromiso y pasión a la hora de afrontar los desafíos del taller. Creo que la calidad de las historias son el reflejo de su excelente trabajo.

Muchas gracias a Valentina Lopresti por su apoyo como una excelente ayudante y a los invitados especiales: Keno GallardoCatalina Olavarría y Dannae Álvarez por colaborar con su simpatía y sabiduría. ¡Nos vemos en un nuevo Quiero Escribir el año 2019!

Sabiduría del cuerpo

Este sábado participé en Olmué del taller “El movimiento de las emociones” dictado por la Larisa Michell, psicóloga clínica y terapeuta corporal que conocí en el programa de autoconocimiento SAT de la Fundación Claudio Naranjo.

Luego de todo un día de trabajar la consciencia sobre el cuerpo, quedé impresionado de lo mucho que se puede aprender de uno mismo si uno sabe escucharlo. Vivimos en la mente, creyendo que la información solo viene de lo que vemos y escuchamos. Nos olvidamos de que existe una sabiduría que nos habita a través de nuestra corporalidad.

Es un taller que también se dicta en Santiago. Se los recomiendo 100%.

Saludos,

—Alfredo R.

Para más información, pueden seguir a Larisa en Facebook y en Instagram como @larimichell.

Un nuevo desafío junto a un gran amigo

El lunes, junto a Gonzalo Martínez, firmamos contrato con Santillana Chile para dar vida a un proyecto con el que llevamos soñando más de 7 años.

Muchas gracias a todos, amigos y lectores, por el interés y entusiasmo que han mostrado por este proyecto. Y muchas gracias a Sofía Améstica por confiar en esta historia. ¡Si todo sale según lo planeado, el 2019 podrán leerlo!

Los mantendré al tanto de cómo va la cosa.

Un abrazo,

—Alfredo R.