Cuidado con lo que expulsas

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

A veces un pequeño regalo puede traernos mucha alegría.

Hace más de un año, la Cata Olavarría me regaló este marcapáginas con una de mis frases favoritas (qué ni siquiera he comprobado si Nietzsche la dijo o no). Y desde entonces lo utilizo para señalar la última página escrita de mi diario de vida.

Así, cada vez que me lanzo a escribir sobre lo que me ocurre, vuelvo a leer la frase. Y a recordar a esa amiga que se acordó de mí y me la regaló.

Es un pequeño momento de alegría el que me produce, pero que vuelve a aparecer cada vez que me lo encuentro. Ese “spark of joy” del que habla Marie Kondo que a tantos nos ha hecho sentido.

Lo importante a veces puede ser muy pequeño. Así que cuidado con lo que expulses, incluso cuando se trate de un demonio. No vayas a desechar lo mejor de ti. ¡Muchas gracias, Cata!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *