De crecimiento lento

El ficus que me acompaña en mi escritorio.

Me encanta cuidar plantas, porque me obligan a ir a su ritmo, calmo y de pocas necesidades. El exceso las resiente, pero la medida justa les permite crecer. Lentamente y en paz.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *